Homosexualidad en América Prehispánica

Antes de la llegada de los europeos a América, los nativos de estas tierras y la mayor parte de sus civilizaciones tenían más respeto y tolerancia por las personas de orientación homosexual, así como por la mujer.

En Centroamérica, las islas del Caribe y Norteamérica, los homosexuales eran considerados seres especiales, mágicos, dotados de poderes sobrenaturales cuya cercanía era augurio de buena suerte.

El cronista Gonzalo Fernández de Oviedo relata que había indígenas que acostumbraban, para buscar protección y ayuda divina, traer por joyel un hombre sobre otro en aquel acto de Sodoma, hecho de oro de relieve.

Ejemplos escultóricos que han quedado de las culturas mesoamericanas, indican una tolerancia y aprecio de las prácticas homosexuales, similar a las del mundo mediterráneo precristiano o las de la India clásica.

En los pueblos precolombinos, cada grupo indígena concibió la sexualidad de acuerdo con su cultura. En el Nuevo Reino de Granada, los caudillos desnudos promovían las relaciones homosexuales entre sus seguidores, lo que escandalizó al cronista fray Pedro Simón, quien indignado sentenció a todas estas naciones por haber caído en lo que llamó “el pecado nefando”.

Según estudios antropológicos en Ecuador, los nativos distinguían divinidades masculinas y femeninas: Dios Sol, Dios Luna, Madre Tierra, Madre Naturaleza, Padre Volcán. Y respetaban la bisexualidad.

Según las leyes y creencias de estos aborígenes, para ser chamán de una tribu era necesario ser homosexual, lo cual implicaba sabiduría, la representación de lo masculino y femenino en un solo ser.

En México, hay episodios históricos en los que la homosexualidad y el travestismo formaron parte normal de la sociedad. Algunas tribus de Sonora permitían que ciertos hombres asumieran el papel de mujer, sin necesidad de tener un esposo y sin avergonzarse en lo absoluto.

En la tribu de los pápagos, los jóvenes tenían libertad para elegir su propia identidad sexual mediante un rito sagrado, algo parecido ocurría entre los mojaves que habitaban lo que hoy es Arizona en los Estados Unidos.

En poblaciones zapotecas de Oaxaca aún se pueden encontrar hoy en día los muxe, considerados el tercer sexo. Los muxe nacieron varones pero se visten con ropa de mujer y asumen roles femeninos en la comunidad. Tradicionalmente, iniciaban la vida sexual de los adolescentes, ya que no era aceptado que las jovencitas perdieran la virginidad antes del matrimonio.

Un estudio antropológico de la década de los setenta encontró que aproximadamente el 6 por ciento de la población masculina del Istmo de Tehuantepec está compuesta por muxes.

En fin, el caso es que diversas civilizaciones precolombinas llamaban a la homosexualidad el “Tercer sexo sagrado”, sin entrar en tantas complicaciones de categorías y explicaciones.

Fuente: EneHache

Autor: crestrepo

Compartir esta publicación en
  • Ealf65

    La humanidad en su estado natural y sin prejuicios…

  • Constancio

    Excelente artículo! Se nota, con respeto y beneplácito lo digo, que ya le están poniendo más empeño a los artículos de este blog diario.
    Se agradece la información dada y que además se pongan las fuentes en las cuales se basan pasra afirmar lo escrito.

    Es interesante investigar acerca de la homosexualidad aceptada aún en la oscura Iglesia Católica del Medioevo. Como dato cultural, investiguen las vidas de San Sergio y San Baco y verán lo que les digo.

    Nuevamente gracias!

  • Me gustó mucho el artículo, breve y con buenos ejemplos… como se ve que nomás vinieron los españoles con sus falsas interpretaciones de la religión y… todo se derrumbó, diría Emmanuel…

  • minerofeliz

    Gracias por completarnos el dato sobre la foto.

  • Anonymous

    Buen artículo!! Felicidades MHD, así de interesantes deberían ser todos los artículos!!

  • Shadow_001

    Hola! me encantaría saber más acerca de esto, sería una gran opción que las fuentes que dan origen al artículo fuesen publicadas 🙂 Gracias! gran información!

  • Cain28

    Este articulo lo considero el mas interesante de todos los que he leido… de verdad muchisimas gracias por esta publicacion, no sabes cuanto me ha ayudado…. saludos desde Venezuela…
    Atte: Cain28

  • Mauro

    También en la Argentina tenemos que rever esta parte de nuestra identidad. Entre los mapuches el machi también se buscaba (¿se busca?) en el “sexo sagrado”. Recomiendo el librito del historiador Guillermo David, El indio deseado. Del dios pampa al santito gay. Ed. Las Cuarenta, Buenos Aires, 2009. Es la historia de la Dinastía de los Piedra, con Calfucurá, “el estratega de las pampas”, único caudillo que pudo idear una gran estrategia contra el huinca invasor, su hijo Namuncurá, vencido, y Ceferino, chupado por los blancos, pero a quien sólo la homosexualidad vinculaba con las tradiciones de su gente.

  • Jozefofv

    A este tipo de comentarios se le debería dar más difusión ya que está perfectamente documentado y dificilmente se podría rebatir, precisamente en este tiempo de cambios es de la mayor importancia su difusion para conocimiento de todos. Excelente trabajo! gracias!

  • Antarka

    exelente cpy paste o lo que sea …es cultura y es bienvenida de cualquier formato que sea…muchas gracias al autor o copista …por compartirla aqui

  • Margs

    Interesante, refrescante……regularmente educativo, es un tema en el que vale la pena profundizar…..pero como asomo educativo…..esta bien

  • Dpocajontas

    Es innegable que existió y existe la bisexualidad a lo largo de la historia humana, pero especular que estas personas eran sagradas en sus tribus o comunidades es realmente osado e inaudito.

  • mr x

    En grecia tambien era comun el homoerotismo…. de hecho no se le veia como homosexualidad sino como algo de lo mas normal del mundo! estos son los momentos en que la religion catolica no me cierra! Tal parece que la homosexualidad era lo mas comun del mundo hasta que estos tipos le hicieron creer a todos lo contrario! ………………….¿Cual es el problema con la sexualidad? todavia no lo entiendo!